sábado, 8 de septiembre de 2012



Somos muchos los que olvidamos que el destino está en nuestras manos. Según lo que hagamos será un éxito o un motivo de orgullo o una derrota y causa de vergüenza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario